Taylor Swift | Folklore

critica-folklore-taylor-swift-disco-2020
Taylor Swift – Folklore

“Folklore” es el último disco de Taylor Swift y, también, el más sorprendente y diferente de su carrera.

Sorprendente porque el pasado 23 de julio la cantante anunciaba en sus redes sociales que esa misma noche lanzaría un nuevo álbum con 16 canciones en su versión estándar (una más en la versión Deluxe, que sólo se puede conseguir en formato físico a través de su web oficial) y porque se aleja del pop más mainstream de sus últimos trabajos (‘1989’, ‘reputation’ y ‘Lover’).

En esta ocasión la estadounidense nos presenta un álbum de pop alternativo con influencias country y folclore, mucho más intimista y sencillo en la producción, pero no así en las letras, que vuelven a recobrar la importancia que la cantautora siempre les había dado antes de pasarse por completo al pop con ‘1989’ (2014).

Producido y coescrito en su mayoría junto a Aaron Dresner (de la banda de rock The National) y por su ya habitual colaborador Jack Antonoff, (uno de los productores y compositores más interesantes del panorama actual) en este álbum Taylor explora nuevos y desconocidos terrenos para ella, sobre todo en lo que respecta al sonido. Además, casi todas las canciones sobrepasan con amplitud los 3 minutos, algo que hoy en día no es habitual en artistas pop.

The 1

“Folklore” abre con ‘the 1’, sin duda su mejor canción de apertura desde aquella rockera ‘State of Grace’ del disco ‘Red’ (2012). Con alguna influencia RnB que puede llegar a disimular la tristeza y melancolía que esconde su letra (“but it would have been fun if you would’ve been the one / and it’s another day waking up alone, but we were something, don’t you think so?”), Taylor nos prepara para el viaje que será ‘folklore’, en el que se centrará sobre todo contar historias (muchas de ellas entrelazadas entre sí).

Cardigan

‘cardigan’ es el primer single del proyecto, cuyo videoclip presenta una producción cuidadísima. La canción recuerda al trabajo de Lana del Rey (a quien Swift considera la artista más influyente de las últimas décadas) y es una elegante, cálida y dulce canción que crece mucho con las escuchas (“and when I felt like I was an old cardigan, under someone’s bed, you put me on and said I was your favorite.”)

Videoclip de “Cardigan”

The last great American dynasty

‘The last great American dynasty’ es la canción en la que Taylor mejor sabe enseñar sus dotes como escritora, centrándose en los pequeños detalles que dotan de personalidad propia al relato. Habla de Rebekah Harkness, quien vivió en la casa que la artista ahora posee en Rhode Island, de sus fiestas y sus supuestas “locuras”, y de quién dice fue “the most shameless woman this town has ever seen”. Claramente identifica la historia de Harkness con la suya propia, pues la canción termina en primera persona (“I had a marvellous time ruining everything”).

Exile

El siguiente corte del disco es ‘Exile’, que ya se ha convertido en una de las más populares del álbum, y que destaca por su atmósfera triste y descorazonadora, y una potente letra de desamor, (““I think I’ve seen this film before, and I didn’t like the ending / you were my town, now I’m in exile seeing you out”) además de por lo bien que complementan y contrastan las voces de Bon Iver y Taylor (por favor, colaborad más en el futuro). Es uno de los cortes donde más se nota la producción de Aaron Dresner, con ese toque de rock indie.

My tears ricochet

‘My tears ricochet’ es una de las canciones más intimistas del álbum, con una producción aparentemente más simple pero que destaca por su inteligente título y letra (“you know I didn’t want to have to haunt you, but what a ghostly scene”).

Mirrorball

‘mirrorball’ puede ser una de las canciones más flojas de este trabajo, pero es muy interesante vocalmente ya que deja apreciar claramente la evolución de la voz de Swift. Nunca se ha caracterizado por ser una potente vocalista, pero es en este tipo de cortes en los que predomina la voz sobre la producción donde mejor se luce y, en este caso, donde denota mayor conocimiento de sus capacidades y limitaciones.

Seven

Pasa algo similar en ‘seven’, en la que nos habla de una amistad de la infancia (”and though I can’t recall your face, I still got love for you.”) desde una perspectiva de inocencia y nostalgia.

August

‘august’ es una de las canciones más destacables de ‘folklore’, especialmente por su interesante puente y estribillo. Forma parte de la saga de canciones sobre un triángulo amoroso adolescente, (que empieza en ‘cardigan’) y está contada por la tercera persona en discordia, quien reflexiona sobre haber perdido algo que nunca fue realmente suyo (“but i can see us lost in the memory, august slipped away into a moment in time, ‘cause it was never mine”.)

This is me trying

‘this is me trying’ tiene un tono más oscuro que las anteriores, (“they told me all my cages were mental, so I got wasted like all my potential, and my words shoot to kill when I’m mad.”) lo que acentúa aún más el gran contraste entre este trabajo y ‘Lover’, publicado hace menos de un año.

taylor-swift-en-concierto
Taylor Swift en directo

Illicit affairs

En esta canción nos topamos con la historia de una infidelidad (“and that’s the thing about illicit affairs, and clandestine meetings, and stolen stares, they show their truth one single time”) y que nos recuerda a la atmósfera creada en ‘august’.  El clímax de la canción va subiendo según avanza, y es en la que más se nota la mano de Jack Antonoff en la producción.

Invisible string

Continúa “Folklore” con la romántica ‘invisible string’, que tiene una clarísima influencia country. Habla de su relación con el actor Joe Alwyn, pero desde un punto de vista nuevo; relata lo curioso que es el destino, y cómo antes de conocerse solían estar en los mismos lugares, pero sin llegar a coincidir (“were there the clues I didn’t see? And isn’t it just so pretty to think all along there was some invisible string tying you to me’”.) Para contarnos esta historia se apoya en pequeños detalles, (el color de la camiseta de su pareja cuando trabajaba en una tienda de yogures) algo muy propio de Taylor y su discografía.

Mad woman

En ‘mad woman’ retoma el relato feminista y el injusto trato que la sociedad sigue dando a las mujeres, etiquetándolas rápidamente como ‘locas’ cuando se enfadan o muestran carácter. Probablemente sea una referencia a los desencuentros con su anterior discográfica, (“what did you think i’d say to that? Does a scorpion sting when fighting back?”) lo que la ha convertido ya en una de las favoritas de los fans.

Epiphany

En ‘epiphany’ encontramos un homenaje a su abuelo que luchó en la Segunda Guerra Mundial, pero muchos lo relacionan también con la situación vivida por los sanitarios que han hecho frente al Covid-19 (“only twenty minutes to sleep, but you dreams of some epiphany, just one single glimpse of relief, to make sense of what you’ve seen”.) Una canción delicada, centrada totalmente en su voz y acompañada de un poco más que un piano, pero que se hace un poco larga (no en vano dura casi 5 minutos).

Betty

‘Betty’ también está claramente influenciada por el country (¡esa armónica!) y es quizá la canción que recuerda más directamente al inicio de su carrera (‘Fearless’ y ‘Speak Now’), además de cerrar la trilogía de amor adolescente; esta vez desde el punto de vista de James. En ella, recupera una vez más su increíble capacidad de contar historias detalladas y lineales, hablando de la culpabilidad que siente el protagonista al darse cuenta de que se ha equivocado siendo infiel a su pareja (“in the garden would you trust me, if I told you it was just a summer thing? I’m only seventeen, I don’t know anything but I know I miss you”.)

Peace

En este corte se vuelve a notar la mano de Aaron Dresner en la producción y en la guitarra, con un sonido más rock alternativo. Es uno de los temas más vulnerables de “Folklore”, ya que habla sobre como nunca podrá darle a su pareja una relación “normal” debido a la fama, y el miedo e inseguridades que eso le genera (“would it be enough if I could never give you peace? Your integrity makes me seem small”).

Hoax

‘Folklore’ cierra con la triste ‘hoax’, otra canción a voz y piano, y cuya melodía puede recordar al sonido de la lluvia. Otra canción en la que Taylor se abre en canal en su letra (“you knew it still hurts underneath my scars, from when they pulled me apart”), y en la que demuestra que sabe cómo aprovechar su voz para transmitir el mensaje (lo que es mucho más importante que saber llegar a las notas más altas).

Conclusiones

En definitiva, con ‘folklore’ Taylor ha decidido centrarse únicamente en el aspecto artístico (olvidándose de cuál es la mejor fecha para conseguir un número 1 o qué canción es la más ‘radio-friendly’) y ha dado totalmente en la diana, presentando al mundo una faceta a la que sólo lo más fans están acostumbrados; las letras y las historias son las absolutas protagonistas.

Un aspecto negativo del disco es que posiblemente las últimas canciones se pueden diluir entre sí, sobre todo en las primeras escuchas. Es un trabajo que, además, crece mucho con las escuchas (se necesitan varias para entender todas las historias y su relación entre sí), lo que puede desmotivar a un oyente al que no le haya entusiasmado al primer contacto.

A Taylor siempre se le ha criticado mucho que sus canciones sólo hablan de desamor (una crítica totalmente infundada) pero con ‘folklore’ deja más claro que nunca su gran talento para contar historias: muchas de amor y desamor, sí (aunque siempre desde diferentes puntos de vista) pero también de amistad, decepción o las inseguridades propias del ser humano. De momento, crítica y público están respondiendo muy positivamente al lanzamiento, que va camino de ser uno de los álbumes más vendidos del año y está generando unos números espectaculares en las plataformas de streaming.

Por Amanda Martín Santos


Taylor Swift | Folklore
PUNTUACIÓN:
9.5
Amanda Martín Santos
Últimas entradas de Amanda Martín Santos (ver todo)
COMPARTE:
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    vez compartido

Deja un comentario