Caza de brujas (2020)

critica-caza-de-brujas-serie-tv-filmin-opinion

“Caza de brujas” es una serie de nueve episodios que, a modo de thriller, nos presenta un caso de corrupción en las altas esferas económicas de la sociedad noruega.

Sinopsis de la serie

Un empresario con pocos escrúpulos y un ego subido de tono trata de hacer su santa voluntad a despecho de las leyes y de cualquier código deontológico. Todo vale para Peer Egggen con tal de llevar sus negocios con éxito.

En realidad, Caza de brujas no tiene que inventar nada sorprendente. Utiliza lo que vemos a diario en los periódicos de cualquier país y especialmente en España: Empresas fantasma, paraísos fiscales, compra de voluntades, acosos, denuncias interesadas, amenazas etc. Esos son los temas centrales de una investigación que lleva a cabo la Unidad de Delitos Fiscales de Noruega.

Claridad inicial

Los primeros cinco capítulos de la serie son de una claridad notables. A menudo los embrollos financieros se nos presenten en la ficción como un cocktail confuso, con toques escandalosamente artificiales. En este caso no es así. Una simple pero importante rutina como es la aprobación de una factura sin documentar emitida por una empresa no registrada, es el punto de arranque de la acción. Exactamente como ocurre en la vida real. No se necesita utilizar la chistera para crear una atmosfera llena de suspense.

 La directora financiera, que no tiene un pelo de tonta, se niega a aprobar dicha factura (los financieros son, como sabemos, los primeros en ser arrojados a los leones). Y en ese punto comienzan las presiones: primero leves, a modo de invitación, luego paternalistas: “te apoyamos en lo que hagas, no temas “. Luego sube de tono y se convierte en un “trágala”: “estamos en un apuro y debes cooperar”. Subiendo por esa escala… ya no digo más. Pero Caza de brujas, y quizás sea su mayor punto fuerte, lo relata con precisión. Y, al final, esa factura falsa es el hilo de Ariadna que nos guía a través de un complejo laberinto hasta toparnos con el minotauro.

nueva-serie-noruega-2020

Lo mejor de Caza de Brujas

A lo dicho arriba sobre el realismo del argumento, hay que añadir un guión muy ajustado a la acción y la dosificación del interés. Muy buen pulso narrativo. Los actores, en general, a un gran nivel. A destacar la protagonista, Ida Waggen en la ficción, encarnada por Ingrid Bolso Berdal. También Mads Ousdal, que encarna al pretencioso y altivo Peer Eggen. Muy bien, por su parte, Preben Hodneland en el papel del abogado estrella del Bufete. También, Ola G. Furuseth en su papel de Director ejecutivo de la empresa.

ALTIBAJOS

Evidentemente la serie paga un tributo a lo comercial. Incorpora algunos personajes como el cuñado de la protagonista: un estereotipo poco creíble y que sirve a los intereses de los guionistas sin mucho fundamento.

Lo que me ha sorprendido

Que sea una serie noruega que toma los logros de las series americanas y lo adapta a los tonos europeos. Esto incluye algunos tics que personalmente no me gustan, como el poner un cigarrillo en la boca de los malos y una copa de vino en la mano de los buenos.

Sorprende así mismo el que realice un falso cierre. A primera vista parece que se busca denunciar la imposibilidad de franquear los muros del poder y, por eso, quizás no sea un final del agrado de todo el mundo. Pensándolo después, se me ocurre que las carencias del final son nada más que un recurso para dejar abierto el camino a una segunda temporada; de ahí que queden flecos sin ajustar. Este es un abuso que se está haciendo general, como ya denunciamos en el alargamiento tortuoso con que nos obsequiaron los creadores de la emblemática House of Cards en las temporadas finales.

Ambientación

Caza de brujas se desarrolla en Oslo. Preciosas panorámicas de la ciudad, de sus establecimientos, de sus gentes… pero como simple continente de la acción. O sea, que lo integra sin regalarnos panorámicas de más. Oficinas típicas, acristaladas, espacios abiertos, pocos despachos. Todo visible. Curiosa la decoración de hogares y oficinas, Muy moderno, funcional y minimalista. Responde a la realidad de las nuevas corrientes de decoración.

A quién recomendar Caza de brujas

En general, se trata de una serie muy recomendable que entretendrá a una amplia mayoría de espectadore, sobre todos a esos fans del noir noruego que tantos buenos momentos nos está dando.

Caza de brujas (2020)
PUNTUACIÓN:
8.3
Comparte:
  • 3
    Compartidos

Deja un comentario