Gambito de Dama – Netflix


“Gambito de dama” es una mini serie de Netflix de 7 episodios, protagonizada por Anya Taylor-Joy, que se ha colado como número uno de su oferta en estos momentos.

Ya empiezo diciendo que estoy de acuerdo con este número 1 y le daría una valoración muy positiva.

¿Qué tipo de serie es Gambito de dama?

Gambito de dama es una serie basada en una novela de Walter Tevis.

Tratándose de una serie que tiene como trasfondo el juego de ajedrez, que nunca ha tenido, y menos en estos tiempos, un tirón multitudinario, la pregunta es ¿Porqué la serie está gustando tanto? Pues mi crítica es la siguiente.

En primer lugar porque trata del éxito y de la competitividad, dos cosas que sí tienen tirón, y mucho. Hay cientos de producciones que tienen ese hilo conductor, ya sea en la contienda política, en el triunfo deportivo o en los ascensos de estatus social. El sustrato común de estos argumentos no depende tanto del género como del talento con que se dosifican los logros de los protagonistas y de la historia humana que los enmarca.

opinión-serie-tv-anya-taylor-joy
Anya Taylor-Joy en Gambito de Dama (Imagen: IMDB)

De manera que aunque el tema de fondo en Gambito de Dama sea el ajedrez, en realidad no trata sobre el ajedrez, sino sobre la historia de una joven con una aptitud extraordinaria para ese juego, que lucha contra viento y marea para conseguir sobresalir en esa actividad. Dicho esto, añadiré que el productor corría un peligro al situar el trasfondo de su relato en un juego que , como ya he dicho, está a años luz de ser muy comercial, por no decir que está acaparado por ciertas élites y por el género masculino.

Pero hay que reconocer que el tratamiento que el director le ha dado es de doble sobresaliente: evita la lentitud que acompaña al juego en sí y a sus complejidades técnicas y se centra en los rituales, la personalidad de los jugadores, los aspectos que rodean al juego y los ambientes. El ajedrez sale bien parado y me atrevería a decir que la serie puede despertar en algunos espectadores el interés por este juego. No estaría mal sustituir un poquito las consolas por el ajedrez.

El segundo punto a destacar de la serie es la fantástica actuación de la protagonista, Beth Harmon en la ficción, encarnada por la actriz Anya Taylor-Joy. El personaje de Harmon debe tener singularidades porque de una figura singular se trata, y Anya Taylor-Joy aporta un completo registro de actriz de calidad.

Argumento de Gambito de Dama

Gambito de dama nos presenta a Beth Harmon, una joven que arrastra un pasado difícil puesto que su historia comienza en un orfanato para niñas que tiene como objetivo formarlas para que puedan ser adoptadas. La adopción va acompañada por un cheque mensual para la familia de acogida, por lo que se juntan el altruismo con el interés, no se sabe bien en qué proporción.

Esa es la cruda realidad para la niña. Anya Taylor dota a su personaje, ya en la madurez, de un carácter hermético una veces y de fuerte personalidad y convicciones en otras. Parca en sonrisas, poco expresiva, busca el aislamiento en algunas ocasiones y en otras integrarse en un mundo más trivial. Por encima de todo vive obsesionada con progresar en la técnica del juego para conseguir escapar de una situación económica difícil.

A pesar de esta personalidad un tanto peculiar y esquiva, consigue, poco a poco, y en un cien por cien, la empatía con el espectador. Beth Harmon sufre las consecuencias de provenir de una familia desestructurada, lleva a flor de piel su vulnerabilidad y su inseguridad y eso la conduce a la tentación de sus adicciones contra las que debe luchar permanentemente.

ajedrez-gambito-reseña-episodios
La primera partida entre dos de sus protagonistas (Imagen: IMDB)

Momentos estelares

En cuanto a los momentos estelares que a mí me gusta incluir en mis comentarios es difícil decantarse por alguno porque la serie mantiene el mismo nivel durante todos los episodios. Quizá habría que destacar el capítulo final, con un cierre pausado y sin estridencias y con ese momento de grandeza que nos saca esa sonrisa sincera de la llamada (lo dejaremos ahí para evitar caer en spoilers).

Personalmente, me han gustado especialmente las escenas del orfanato, muy bien ambientadas; escenas que se reparten entre el principio y el final de la serie.

Otro logro: la dirección de Scott Frank, a quien conocemos por Minority report, pausada, sin introducir los odiosos rellenos absurdos. La acción va directa al grano y es ágil. Scott Frank es, según creo, co-guionista y co-productor lo que le concede un mérito especial.

A Anya Taylor-Joy le acompaña el estupendo Bill Camp (el conserje del orfanato) tan eficaz como siempre y la actriz Marielle Heller en el papel de madre adoptiva, un papel difícil porque también tiene circunstancias personales extremas. En la relación madre-hija se mantiene un espacio de equilibrio entre la distancia y el cariño muy bien escenificado por ambas actrices. Personalmente es una de las cosas que más me han llamado la atención.

Y finalmente, otro punto a destacar es el de la ambientación. La acción de la serie se desarrolla entre los años 50 y 60 en Estados Unidos y es un época con encanto que se refleja muy bien en los decorados, vestimenta y planos de exteriores muy cuidados.

¿A quién recomendar Gambito de dama?

Gambito de dama es una serie que va dirigida a casi todo el mundo. No es necesario, como decía, ser un entusiasta del ajedrez, no. La serie tiene unos ingredientes que han sido dosificados de manera magistral por Scott Frank, dando una mayor importancia a la competitividad, las relaciones entre los personajes y a los sentimientos, sobre todo a los de su protagonista.

Parecía complicado, a priori, que lográramos empatizar con una protagonista así y sin embargo hemos sonreído y sufrido con ella con pasmosa facilidad, desde el primer minuto. Puede esto deberse también a la maravillosa banda sonora que acompaña a los fotogramas más importantes. Hay muchos momentos en los que con la única ayuda de un piano, las escenas se nos hacen reales, sobrecogedoras. Y todo esto se ha logrado sin que nos demos apenas cuenta; notas y silencio en perfecta armonía.

Gambito de Dama – Netflix
PUNTUACIÓN:
8.5
Comparte:

5 comentarios en «Gambito de Dama – Netflix»

  1. Vi Gambito de Dama recién estrenada, mucho antes de que el «boca a boca» la haya encumbrado. No sé jugar al ajedrez que, supongo será su gran atractivo, pero me ha dejado fascinada la interprete y sobre todo el vestuario y la estetica. Fantástica!!!

    Responder
  2. Ok, esta serie no es algo que quería ver, siento que como todo el mundo estaba hablando de ella yo quería negarme a verla, hoy me apareció en la ruleta de netflix de https://mx.flixboss.com/ y quise buscar una reseña a ver si le daba una oportunidad y sin duda, después de leer esta critica la veré. Muchas gracias!

    Responder
    • Muchas gracias por tu comentario, Joseph.

      Es una serie que te puede gustar por muchas cosas, no solo por la temática del ajedrez, sino por sus personajes, las relaciones entre ellos, ambientación, banda sonora…

      Un saludo

      Responder
  3. Conforme a medias. Primero, discrepo con que el ajedrez esté «acaparado por el género masculino». Solo hay que estar atento al mundillo para ver que no es cierto, incluso a altos niveles. Hay más hombres que mujeres, cierto, pero no «acaparado». Y menos por «élites». Cualquiera puede jugar al ajedrez.

    Segundo, me gustó la serie y a la vez no. Como espectador que se sienta a ver una serie, me encantó. Como jugador casual, no tanto. Tachan al ajedrez de drogadictos y asociales. Además de que siendo una serie de ajedrez, me esperaba algún detalle más técnico, pero comprendo que eso no venda. Y es una pena, la gente directamente dice que no le gusta el ajedrez sin darle una oportunidad seria.

    Por lo demás, conforme con la crítica.

    Responder

Deja un comentario