La conjura contra América (HBO)

critica-la-conjura-contra-america-hbo-2020

“La conjura contra América” es una serie que evaluamos en esta crítica con una nota muy alta porque es una excelente historia apoyada en un extraordinario guión.

Incorpora como coguionista y director a David Simon (“The wire”, entre otros títulos notables), lo que es una garantía. Puestos a poner un número, yo le daría una cifra, como mínimo, de nueve.

¿Qué tipo de serie es La conjura contra América?

La serie es recomendable para los interesados en la historia reciente de Europa, ya que el argumento nos sumerge en una realidad alternativa que transcurre en los Estados Unidos de los años cuarenta, y toma como referencia los hechos que ocurrieron en Alemania durante el nazismo. Estos espectadores, como digo, no deben dejar de verla y les invito con insistencia en a conectarse a HBO y disfrutar de toda la calidad que ofrece la serie.

Independientemente de esto, seguro que interesa a quienes gusten de dramas humanos ceñidos a una realidad que, siendo alternativa, tiene connotaciones muy similares a otras que acontecieron en la vida real en distintos lugares.

Y por último, La conjura contra América resultará muy interesante a quien a todo esto añada interés por la América de los 40´s, la que tan magistralmente retrató Woody Allen en “Días de Radio”, o la que vimos en “Corazones Solitarios” por citar dos referencias. Los que gusten de esa época tan particular, sus paisajes urbanos y rurales, vestimenta y costumbres, encontrarán un placer adicional en esta excelente recreación.

Argumento

La acción de la serie empieza en la América que se recupera de la Gran Depresión de 1929. Todavía se viven los coletazos de la crisis y se asiste de lejos a la recién empezada guerra mundial. Estamos en 1942, cuando las cosas le van muy bien al régimen nacional socialista de Hitler y la invasión de Rusia va, de momento, a su favor.

En New Jersey, nos asomamos a un barrio mayoritariamente judío donde se vive con preocupación el incremento de la propaganda nazi en contra de éstos.

En abril de ese mismo año se celebran las elecciones presidenciales a las que concurren, por un lado, Roosevelt y, por otro, el héroe de aviación, Charles Lindbergh. A este último nos lo presentan como un republicano seducido por el nazismo y acabará ganando las elecciones. A resultas de ello, la comunidad judía, así como las minorías raciales, empiezan a verse afectadas seriamente por los acontecimientos políticos

Hasta ahí, el argumento de la serie respeta bastante la historia, aunque fue Roosevelt quien ganaría en la realidad, y aunque no fueran exactamente esos los contrincantes electorales, ni Lindbergh un extremista, pero, más o menos, el clima puede parecerse. Pero a partir de las elecciones, que ocurren en el episodio 2º de la serie, la acción se aparta de la realidad histórica y se adentra en una realidad paralela y fabulada sobre un soporte muy firme.

john turturro en the plot against america
John Turturro en La conjura contra América (Imagen Imdb)

Importante es este punto para aclarar que no estamos ante una realidad frívolamente” inventada”, no es una alternativa “imaginativa “, sino que se construye de un manera ordenada, lógica y rigurosa sobre un soporte verosímil y desarrolla un escenario tenebroso pero extraordinariamente plausible.

De hecho, el racismo y la xenofobia estaban muy asentados en la América de los cuarenta y aún se tardaría bastante tiempo en mejorar ese aspecto de la sociedad civil. Recordemos que hasta 1965 (con Lindon B. Johnson en la Presidencia) no se aprobó una ley que terminara con las terribles prácticas discriminatorias que dejaban a la gente de color fuera de las listas electorales de votantes.

Aunque está de moda decir que una serie va de menos a más, no siempre es verdad y muchas veces no es otra cosa que una frase. Aquí hay que decirlo rotundamente: “La Conjura de América” va de menos a más, y quien encuentre cierta lentitud en el desarrollo inicial debe concederle un crédito adicional.

Digamos que el flujo de la novela de Philip Roth en la que se basa la serie, también tiene un desarrollo lento y tarda en introducirnos en el nudo de la trama, pero hay que recalcar que el avance del interés es progresivo y nos lleva de cabeza a dos capítulos finales extraordinarios.

Ambientación

Como ya he anticipado, este punto es reseñable porque raya a gran altura. No defraudará.

Objetivo del autor y contenido político

La novela de Philip Roth se publicó en 2003 o 2004 y la situación geopolítica en el mundo no era comparable con la actual. No entiendo bien las comparaciones, semejanzas y paralelismos que algunos críticos han querido establecer entre “La conjura contra América” y algunas posiciones políticas en nuestra época.

Incluir a Donald Trump como horizonte de referencia, o mejor, su simple mención, me parece un acto interesadamente político. Y no digamos si retrotraemos la comparación a situaciones en Europa o España.

La novela de Roth enlaza, ni más ni menos, con el persistente y serio proyecto de la comunidad hebraica y de las sociedades democráticas en general con el objetivo de que no se olvide lo que ocurrió desde Enero de 1933 hasta Abril de 1945 en Alemania.

De cómo puede esfumarse un estado democrático en un período de tiempo impensablemente mínimo, de cómo la persecuciones ideológicas y los exterminios de minorías han seguido ocurriendo después de la Shoá; baste recordar los Balcanes o Ruanda.”

winona-ryder-tv- how-la-conjura-contra-america-opiniones
Winona Ryder en La conjurq contra América (Imagen Imdb)

“La conjura contra América” nos hace pensar en cómo pudo desmontarse la República de Weimar tan fácilmente a manos del nacionalsocialismo. Y eso, como la historia ha demostrado, puede pasar en regímenes de derecha y de izquierda; basta tener personajes carismáticos como los que han llenado el siglo XX de miseria indecible.

La democracia, estamos hartos de oírlo y no tanto de escucharlo atentamente, hay que vigilarla para detectar cualquier carga de profundidad que pueda colarse en sus cimientos. Dicho esto, diré que “La conjura contra América” no puede interpretarse de otra manera que como un intento convincente de Roth de “No olvidar”.

Actores y doblaje

La conjura contra América cuenta con unos actores espléndidos. Me han gustado especialmente John Turturro, (El rabino Lionel Bengelsdorf), Zoe Kazan (la esposa en el matrimonio protagonista) y los niños. Pero haría mal en omitir que el resto actúa de manera sobresaliente.

Del doblaje, agradecer que dispongamos al final de la serie del elenco de actores de doblaje. Es imposible resaltar alguno porque, como es habitual, su labor es, simplemente, sobresaliente. Así que me limitaré a hacer un comentario personal que solo obedece a mis gustos y caprichos y en ese sentido, he seguido con placer a Pere Molina que dobla al Rabino, y que cambia sustancialmente la entonación a que nos tiene acostumbrados en sus doblajes habituales a Denzel Washington. Estupendo acoplamiento al personaje.

Crítica final: ¿Habrá segunda parte?

He leído que algunos esperan una segunda parte de La conjura contra América. En mi opinión, no podría haberla porque creo que nadie se va a aventurar a una continuación que el propio P.Roth ya dio por finalizada. Es cierto que David Simon la deja un tanto abierta, pero no creo que sea por otro motivo que por el de profundizar apenas unos metros en el interrogante que dejó Roth.

Éste lo cerró con una vuelta a la normalidad democrática. David Simon no lo cierra del todo, pero ponerse a dibujar unos Estados Unidos metidos de lleno en el fascismo me parece una temeridad sin recorrido. De todos modos, esperemos y veamos qué ocurre.


La conjura contra América (HBO)
PUNTUACIÓN:
9
Comparte:
  • 3
    Compartidos

Deja un comentario