Carvalho: problemas de identidad | Carlos Zanón


reseña-carvalho-problemas-de-identidad_carlos-zanon
Portada de “Problemas de identidad”

En “Carvalho: problemas de Identidad”, Carlos Zanón nos presenta un Pepe Carvalho cansado, triste y enfermo, a quien la vida ha ido desgastando más rápido de lo que debiera.

Desencantado de lo que le rodea, pero, sobre todo, de sí mismo, y a quien su otro yo le recrimina constantemente su actitud derrotista e insatisfecha. Ha envejecido mal, ideológicamente desengañado, se le ha agriado el carácter. Recogido el guante de su editorial para la reaparición del detective, Zanón escribe una novela negra en la que la parte sicológica tiene más peso. Su relevancia es clara.

Hay un análisis profundo del protagonista y, por parte de éste, de todo su entorno, con el cual Carvalho, personaje solitario y poco extrovertido, no está de acuerdo. Importa más para el autor ésta parte que la propia investigación en la que el detective se ve envuelto, y que él lleva “a su manera”. Todo se mueve en un ambiente conocido y se acomoda por tanto a su devenir diario.

El asesinato de una mujer mayor y de su nieta, y, por otro lado la desaparición de una prostituta, le ocupan un tiempo que no tiene, más enfrascado en lo que pudo ser y no fue, representado en sus viajes a Madrid en busca de un imposible. Afloran en él la no aceptación del yo y el autoreproche.

Sin embargo, esa parte de “Carvalho: problemas de Identidad” tiene poco recorrido a pesar del interés de las dos líneas de la investigación. El autor se centra más en el análisis y desarrollo del personaje principal; un ser derrotado y autodestructivo, pero que sigue ahí con una mente tan lúcida como antes y con sus largos monólogos a tres voces: Él, su otro yo, y ese otro Carvalho, que siendo él, es su alter ego.

Su lectura recuerda a ese gran maestro que fue Francisco González Ledesma. Carlos Zanón escribe con seguridad, con esa claridad de ideas de saber que aciertas en la descripción del personaje. Se puede decir de Carvalho, lo que Zanón dijo de Claudia Piñero en el discurso de la entrega del “Premio Carvalho 2019”: “Mira y ve, entiende a la gente, incluso a aquella a la que no comprende”.

“Carvalho: problemas de Identidad” es una buena novela, sobre todo bien escrita y con la importancia que tiene la reaparición de un personaje tan conocido y querido a nivel internacional, pero me queda la sensación de que Carlos Zanón tiene el talento, cualidades y calidad literaria para escribir novelas de, todavía, más altura.


Puntuación:

8

COMPARTE:

Deja un comentario