El bosque de los cuatro vientos | María Oruña

reseña-el-bosque-de-los-cuatro-vientos-maria-oruña-2020
El bosque de los cuatro vientos

Con “El bosque de los cuatro vientos”, María Oruña cambia las tierras cántabras de sus anteriores obras por su natal y amada Galicia.

“El bosque de los cuatro vientos” es una novela que esconde dos historias en su interior, unidas por el tiempo, con una temática que nada tiene que ver con su célebre saga del Puerto escondido.

En mi opinión la primera parte es la mejor, desarrollada en 1830, intimista, de sentimientos, de un realismo costumbrista que nos recuerda los relatos de los grandes escritores del siglo XIX.

SINOPSIS

Al Monasterio de Santo Estevo, en Ribas del Sil, plena Ribeira Sacra, llegan el doctor Vallejo y su hija Marina para hacerse cargo del cuidado de la congregación y los habitantes del pequeño pueblo. Allí son bien recibidos hasta que las inquietudes de Marina por las técnicas medicinales les enfrentan al rechazo de los que no ven con buenos ojos que una mujer pueda dedicar su tiempo al estudio en lugar de a los quehaceres propios de su condición.

La preocupación de Marina se incrementa al ser pretendida por la figura de Marcial, el orgulloso hijo del regidor de la localidad, y estar enamorada de Franquila, un mancebo, aprendiz en la botica del Monasterio.

María Oruña nos presenta en aquí una obra intimista, de sentimientos, donde se muestran todas las pulsiones del ser humano: ambición, amor, celos y odio envenenado.

En la actualidad, al Parador del Monasterio llega Jon Bécquer, 33 años, profesor de Historia del Arte en la Autónoma de Madrid, arqueólogo social y analista de personas, que últimamente con un socio, Pascual, se dedica también a investigar objetos de arte en paradero desconocido.

Allí, la jefa de recepción le habla sobre unos anillos desaparecidos desde hace casi doscientos años. Leyenda o realidad, Bécquer se enfrasca en su búsqueda, mientras la figura de una restauradora de arte, Amelia, le provoca cierta inquietud.

La aparición del cadáver de Alfredo Comesaña, un joven con el que el profesor había quedado en los jardines del Parador, da pié a Oruña para introducir la figura de uno de los protagonistas, la del sargento Xocas Taboada, uno de los mejor creados, máxime si tenemos en cuenta que una de las características de Oruña es la credibilidad que otorga a sus personajes.

La novela profundiza en detalle en el Monasterio de Santo Estevo, cuyo primer asentamiento pudo producirse ya en el siglo VI y cuya construcción comenzó en el X, y también en la vida de su congregación, que aparte de preocuparse de su propia subsistencia en tiempos de absolutas carencias, su dedicación no era otra que el cuidado de los desamparados, mientras investigaban con productos naturales para conseguir pócimas o ungüentos que calmasen dolores y aliviasen enfermedades.

CONCLUSIÓN

“El bosque de los cuatro vientos” es una novela muy cuidada y lleva consigo un gran trabajo de investigación de la vida y costumbres de la época. Oruña nos introduce en ella a través del mundo del arte, con una exposición lenta, muy tranquila, y sin percibirlo, nos encontramos inmersos en los misterios del bosque de los cuatro vientos.

Es un viaje en el tiempo lleno de renuncias y de nostalgia, que nos devuelve y nos muestra el pasado mientras nos va envolviendo con ese halo de tristeza que nos producen los recuerdos.

Dos historias, una que conmueve y otra que nos intriga. Ambas separadas y unidas por el tiempo e igual de interesantes. No se nos escapa en ningún momento ese canto de amor de la autora a una Galicia grandiosa, pasional, silente y brumosa y tan infinita como la Cantabria de sus primeras obras.


Ficha técnica:
Título: El bosque de los cuatro vientos.
Autor: María Oruña.
Fecha publicación: 25 agosto 2020.
Editorial: Destino.


El bosque de los cuatro vientos | María Oruña
PUNTUACIÓN:
7.9
COMPARTE:
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos

Deja un comentario