El día que se perdió la cordura – Javier Castillo

reseña-el-día-que-se-perdio-la-cordura-2020
El día que se perdió la cordura, de Javier Castillo

Hoy toca el turno de la reseña de “El día que se perdió la cordura”, una novela cuyas primera lineas son sobrecogedoras; impactan de tal manera que te hacen dudar. ¿Continúo? Lo hago, y sin enterarme, paso horas leyendo, sumergido en un relato en dos tiempos.

El primero, inquietante, en Salt Lake, junio de 1996 y el segundo, tremendo, en Boston, diciembre de 2013. La acción se mueve entre tres escenarios, los dos anteriores y Quebec, también durante las Navidades de 2013.

Argumento

El día que se perdió la cordura comienza en Boston. Allí, un hombre desnudo portando en su mano la cabeza de una mujer es detenido en el centro de la ciudad la víspera de Navidad. Horas después, el doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la localidad y la agente del F.B.I., Stella Hyden, especialista en análisis conductuales y perfiles psicológicos, se encuentran ante lo que creen: el mal en estado puro. Ambos se mueven sin saber qué hacer, totalmente desorientados, sobre todo a partir de un nuevo hecho aún más aterrador sucedido dos días después de aquel, en el que, al parecer, se perdió la cordura.

Javier Castillo crea una trama extremadamente compleja y difícil de asimilar, pero inteligentemente urdida, con un hilo argumental desarrollado al milímetro en capítulos cortos y con una rápida sucesión de acontecimientos. La situación en la que se encuentran los protagonistas es caótica y muy difícil de afrontar por lo anómalo e irreal. Las conductas extrañas e irracionales de determinadas personas no parecen tener explicación. A medida que se van conociendo razones y motivos todo cobra sentido. Planteamiento ingenioso, así como toda la exposición posterior que éste conlleva.

Quizás, en mi opinión, la palabra que mejor pudiese definir mejor a la novela es “tensión”. Javier Castillo la crea a niveles altos y no deja que decaiga hasta el final. Por momentos, la narración, alarmante y turbadora, pudiese parecer disparatada, demencial o rozando la fantasía. No es el caso. Todos los razonamientos aparentemente poco probables o inverosímiles, se explican perfectamente a la luz de la sinrazón. Desequilibrio mental, pérdida de control, irracionalidad, locura, alteran facultades mentales y conductas y dan lugar a hechos insólitos e inexplicables.

Castillo apuntó alto en su primera novela y acertó. Sólo la concepción de la trama ya es harto difícil. Hay quien tiene “un algo más” y se nota.

La crítica llega con cuatro años de retraso; por entonces las lecturas de Criticas Polares, que nació en marzo del 19, recorrían otros caminos. Un regalo inesperado la ha puesto en mis manos y no he podido sustraerme a reseñarla.


Reseña El día que se perdió la cordura
Autor: Javier Castillo.
Fecha publicación: 2 febrero 2017.
Editorial: Suma de Letras.


El día que se perdió la cordura – Javier Castillo
PUNTUACIÓN:
8.5
Comparte:

Deja un comentario