La luz azul de Yokohama – Nicolás Obregón

reseña-del-libro-la-luz-azul-de-yokohama-opniones-critica-nicolás-obregón

De padre español y madre francesa, Nicolás Obregón, un escritor tan dedicado a la literatura que durante su periplo en Los Ángeles, montó un taller literario con jóvenes reclusos, debuta en la novela con un thriller. Un caso verídico es el germen de “La luz azul de Yokohama” (Editorial Salamandra, 2019)

Sinopsis

El 30 de diciembre de 2000, un hombre entró en el hogar de los Miyazawa, asesinó a toda la familia, permaneció allí 11 horas, comió, usó su ordenador y al día siguiente salió por la puerta principal a plena luz.

A fecha de hoy, el caso sigue sin resolver. En un momento u otro han participado en la investigación 246.000 personas. Actualmente todavía tratan de dar solución al complicado rompecabezas, 40.

Nicolás Obregón escribe una novela localizada en Tokio. El ambiente exótico, la cultura diferente, basada en gran parte en un respeto sumo a las tradiciones, la convierten para el occidental en algo original, con la tremenda paradoja de ser una de las sociedades más consumistas y por otro lado cuidadora de sus tradiciones y costumbres más ancestrales. A pesar de todo ello, es una sociedad que se va occidentalizando día a día, rápidamente, mal que les pese a los tradicionalistas más recalcitrantes.

En La luz azul de Yokohama, Obregón alterna esa paranoia tokiota con los espacios abiertos y límpidos, e invita a una lectura lenta y tranquila con la que poder disfrutar no solo de la trama sino de los escenarios.

El inspector al cargo de la investigación, Kosuke Iwata, un hombre atormentado y con graves problemas personales, se enfrenta al asesinato de una familia en los términos relatados anteriormente. El caso se complica tanto, que en determinados momentos enturbia la experiencia. A pesar de que su lenguaje es claro, la cantidad de personajes, giros y líneas de desarrollo pueden llegar, si no a confundir, sí a tener dificultades en la comprensión de la trama.

Corrupción policial, sectas y suicidios se citan en La luz azul de Yokohama y se van alternando para dar paso a una crítica despiadada del autor sobre las bases o cimientos que actualmente sostienen la sociedad. El desempleo, generador incansable de deudas y éstas a su vez de depresiones, unidas al endeudamiento con las compañías de préstamos debido al consumo por encima de las posibilidades y las presiones en los puestos de trabajo, conllevan el suicidio.

En Japón éste es un tema socio-nacional muy importante. Sus 30.000 casos al año llevaron al gobierno nipón a instalar en 2011 luces azules disuasorias, que se relacionan con el cielo y el océano para revertir ese fenómeno, en la vieja línea Yamanote, que se eleva por encima de la ciudad y discurre por delante de algunos dormitorios.

La luz azul de Yokohama tiene un ritmo ascendente en su desarrollo que, aún yendo de más a menos, no quita valor a una novela de lectura grata con ese añadido original de su localización y lo que ello aporta de exotismo.

El protagonista, inspector Iwata es difícil de clasificar. Solitario y amargado a la vez, utiliza los métodos que considera adecuados y oportunos sin ningún tipo de prejuicio. Su ayudante, la agente Noriko Sakai, es un personaje secundario mucho más congruente y que se nos presenta como el contrapunto de aquél como si fuera la luz que tratara de ahuyentar su oscuridad.

En mi opinión se podrían haber omitido un par de detalles de mal gusto, que aunque pueden añadir crudeza y realismo, no aportan nada importante a la indudable calidad literaria de la novela de Obregón.

Por Mr. Tom

Ficha técnica:

Título: La luz azul de Yokohama.
Autor: Nicolás Obregón.
Fecha de publicación original : Febrero de 2011.
Editorial : Salamandra.

La luz azul de Yokohama – Nicolás Obregón
PUNTUACIÓN:
7.3
COMPARTE:
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

2 comentarios en “La luz azul de Yokohama – Nicolás Obregón”

  1. La verdad es que es un libro que llamó mucho mi atención, y me pienso leer cuando me desaloje un tiempo de la novela romántica, este es un libro de lo más interesante, sin duda me lo apunto 😉

    Responder

Deja un comentario