Blanco Letal – Robert Galbraith

reseña-libro-blanco-letal-robert-galbraith

Blanco Letal es la cuarta entrega de la serie Cormoran Strike y Robin Ellacott, desde que J.K.Rowling, bajo el seudónimo de Robert Galbraith, se introdujese en el género negro. 

Me es imposible, antes de nada, no hacer referencia  a la primera novela seria, o para público adulto, de Rowling,“Una vacante imprevista”

Situada inmediatamente después del éxito de Harry Potter, fue denostada en un principio por parte de la critica que se dice especializada y que posteriormente tuvo que desdecirse.

La novela es una obra maestra, en la que el personaje de Krystal Weedon debería situarse en la galería de los 100 mejor creados de la historia. Su sola presencia llena cada página de ese libro. 

En Blanco Letal, el personaje de Charlotte deslumbra por su perfección descriptiva. Alguien emocionalmente inestable que persigue aquello que desea sin mirar atrás ni a lado alguno y sin calibrar consecuencias. Llegas a percibir, inclusive, cada gesto.

Lo primero que llama la atención de Galbraith es su genuina habilidad para la creación y desarrollo de sus personajes, lo que unido a una innegable facilidad para la descripción de ambientes, confiere a la novela uno de sus valores principales. Porque en lo que se refiere a esta obra en particular, no acaba de cuajar

El argumento, que parece simplista en un principio, se va enredando en una trama en exceso complicada rebuscada y por momentos confusa. A pesar de que el autor haya dicho que esta novela ha sido una de las más exigentes, parece haber sido escrita demasiado rápido. Tanto ésta como las tres anteriores se sustentan sobre un pilar básico, alrededor del cual se crea todo: el detective Cormoran Strike y su secretaria, convertida en ésta última en socia de la agencia, Robin Ellacott. 

La novela comienza donde termina la anterior, “El oficio del mal”, exactamente en el  mismo momento y lugar, la boda de Robin con su novio de toda la vida Matthew. 

Con algunos asuntos menores pendientes de investigación, el detective y su ayudante se ven inmersos en un nuevo caso sucedido hace unos años y que cobra especial relevancia con otro acaecido en la actualidad y que se relaciona con el anterior. A medida que la acción se va desarrollando el interés por la trama se va diluyendo en beneficio de la vida personal de sus protagonistas que mantiene un interés creciente aunque bastante previsible. 

Novela que gustará a lectores de serie negra y, a buen seguro, a incondicionales y fieles seguidores de J. K. Rowling.

No me cabe duda de que, de continuar con la saga, la pequeña oficina de Denmark Street a la izquierda del 12 Bar Café será tan famosa como la 221 de Baker Street. ¿Sacrilegio literario? Al tiempo. 

Por Mr. Tom


Autor: Robert Galbraith (J. K. Rowling)

Editorial : Salamandra 

Fecha publicación: 18 de septiembre de 2018


Blanco Letal – Robert Galbraith
PUNTUACIÓN:
6.5
COMPARTE:
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

2 comentarios en “Blanco Letal – Robert Galbraith”

  1. Buenas!!!

    Acabo de terminar blanco letal, se me ha hecho muy pesado y eso que soy gran fan de la novela negra y hasta ahora me había gustado mucho esta saga. Eso sí, dame un quinto y lo leeré…

    Por otro lado quiero preguntarte una duda que me ha surgido, quizás puedas ayudarme, por ello recalco SPOILER, en el párrafo final ella pasa ante el umbral de una casa con dos cisnes grabados…. No lo he entendido, le da como cierto aire de misterio y no se que se me ha escapado o a qué se refiere. Podrías resolver mi duda!?? Muchísimas gracias de antemano.

    Responder
    • Hola Ángela, muchas gracias por tu comentario.
      A mi me ocurrió igual; me quedé pensando en que podía significar, así que volví a leer el prólogo y encontré la respuesta.

      La novela comienza con la boda de Robin y cuando termina se ha separado. Esos dos cisnes del final le recuerdan el día de su boda (primeras paginas del libro). En ellas un fotógrafo intenta hacerle unas fotos, pero dos cisnes que merodeaban por detrás no le dejaban encuadrar.
      Cuando los ve al final le viene ese flash, como un deja vu. Como si aquellos cisnes hubiesen sido un mal presagio.

      Espero que te sirva de ayuda : )

      Gracias por tu comentario. Yo, como tu, también leeré el siguiente.

      Responder

Deja un comentario