Una bala con mi nombre – Susana Rodriguez Lezaún


reseña-una-bala-con-mi-nombre-susana-rodríguez-lezaun

“Una bala con mi nombre” de Susana Rodriguez Lezaún, ya nos avisa desde su inicio, de que nos encontramos con una novela narrada con un ritmo frenético

Cuando un viernes por la noche Zoe Bennett, restauradora en el Museo de Bellas Artes de Boston, acude a una fiesta en honor de los benefactores de la institución, no sabe que ese día su vida va a cambiar y tomar una dirección del todo distinta.

Toda la acción gira en torno a ella. Con 40 años, separada hace 15, se encuentra sola, refugiada en su trabajo y anímicamente muy baja, lo que en una ocasión le hace exclamar: “la soledad te roba las palabras e invita a fantasmas indeseados”. Como una premonición ese fantasma se materializa hundiéndola todavía más. 

Zoe comienza una nueva relación. Se entrega con pasión. La visión que tiene de su vida, de su día a día, cambia por completo, convirtiéndose en alguien que, por primera vez en mucho tiempo, es feliz.

Tratándose de una novela negra, se puede considerar una obra con tintes de comedia de enredo, donde todo el mundo engaña a todo el mundo. Con un argumento atrayente y con una trama muy bien contada en torno al robo de unas joyas en un museo, la autora nos va narrando la implicación que, mafiosos, policías, ladrones y los mismos empleados del museo tienen en el mismo.

La rutinaria y tranquila vida de Zoe Bennett estalla y se ve trastocada drásticamente, abocándola a una huida alocada hacia adelante, convirtiéndose en pocas horas en una perdedora a la que ya no le queda nada a lo que aferrarse. Engañada por unos, maltratada por otros y perseguida por todos, toma una decisión. 

Escrita con muy buen ritmo, “Una bala con mi nombre” no defrauda y refleja, una vez mas, la pelea por sobrevivir de una persona ante una situación límite, que lejos de arredrarla, la hace más fuerte. Como Rodriguez Lezaún dice por boca de Zoe, “cuando no sale el sol, hay que bailar bajo la tormenta”. 

Por Mr. Tom


Puntuación:

7

COMPARTE:
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario