Stranger Things - Temporada 3


critica-stranger-things-temporada-3-opinion-analisis
Cartel promocional de Stranger Things 3

La tercera temporada de Stranger Things ya está aquí. Dos años más tarde regresamos a Hawkins para ser testigos de una nueva aventura de la serie de los hermanos Duffer, que estaba destinada a ocupar un lugar en el olimpo de las series de culto. ¿Lo conseguirá?

Tenemos por delante 8 episodios, con una duración de, aproximadamente, una hora cada uno, para enfrascarnos en un nuevo misterio en Hawkins.

Antes de nada. Este análisis está lleno de spoilers, así que si no has visto toda la temporada, sal pitando.

Las cosas parecen haber seguido su curso normal para nuestros jóvenes protagonistas después de ese último capítulo de la segunda temporada que acababa en el baile de fin de curso.

Mike e Eleven llevan en el estómago esas mariposas fruto del primer amor y solo piensan en pasar tiempo juntos a solas para poder besarse fuera del alcance de las miradas ajenas. El bonachón de Jim Hopper (ahora tutor de Eleven) ve como esta situación está resquebrajando las paredes de su cordura y lucha por mantener a raya ese instinto paternal que le insta a hacer todo lo posible para acabar con esa relación. Mientras se aprovecha de ello para buscar consejo en su amiga Joyce y así poder pasar más tiempo con ella en busca de una oportunidad sentimental.

Sin embargo, el personaje interpretado por Wynona Ryder se encuentra todavía muy lejos de brindarle esa oportunidad ya que todavía recuerda a Bob Newby.

Max y Lucas también parecen haberse dejado llevar por la llamada del amor lo que deja a Dustin y Will como el núcleo de ese férreo grupo de amigos que encontramos desde el inicio de la serie. Bueno, en realidad Dustin, también ha encontrado a alguien. El mes en el campamento de ciencias le ha servido, aparte de para crear nuevos inventos, para conocer a Suzie, con Z, como dice el joven, de Ohio, una niña más brillante y peculiar que él.

El bueno de Steve, que ahora trabaja en una heladería del centro comercial junto a Robin (Maya Hawke, hija de Ethan Hawke y Uma Thurman), trata, inútilmente, de conseguir una cita con cualquiera de las jóvenes que se acercan al establecimiento.

steve-dustin-robin-stranger-things-3-review
Robin, Steve y Dustin en la tercera temporada de Stranger Things

Nancy y Jonathan, trabajan como becarios en el periódico local y siguen adelante con su relación. La joven, que no está contenta con el rol que desempeña en el diario, no puede evitar mostrar sus inquietudes laborales delante de sus superiores, proponiendo ideas que, no por malas, sino por venir de una inexperta, conllevan las burlas de sus superiores.

Y por último tenemos al irritante, masculino y sex simbol Billy, que ahora se gana la vida como socorrista en la piscina del pueblo, siendo el punto de atención de casi todas las miradas de las presentes.

Y bien, una vez puestas sobre las mesa todas las cartas, ¿qué es lo que nos espera? ¿dónde está la historia? ¿logrará el guion devolver a la serie la magia de la primera temporada?

Stranger Things 3 y su nueva aventura

La historia de la tercera temporada de Stranger Things 3 será para muchos un acierto y para otros un despropósito. Y es que volvemos a encontrar en una serie norteamericana a los rusos, en plena guerra fría, como el malo, muy malo al que hay que detener a toda costa. El tema no es que sea poco original, es que está tan desgastado que, al verlo, no podemos evitar poner una mueca de disconformidad, en plan ¿en serio?

En esta tercera temporada el enemigo comunista utiliza un sofisticado mecanismo para volver a abrir la brecha que separa ambos mundos que había sido sellada por Eleven, pero no lo hacen desde Rusia, no, lo hacen desde Hawkins, en un bunker subterráneo escondido bajo recién estrenado centro comercial. Vamos, cientos de rusos, bajo el subsuelo del pueblo trabajando para acabar con América. Si a lo dicho de que el tema ya está bastante manido le sumamos que es una serie de ciencia ficción y aventuras, el asunto todavía chirría un poco más.

¿Es esto lo que esperábamos? Depende. Personalmente esperaba una historia más centrada en el upside down, un poco más de terror y algo más de seriedad. Seriedad en el guion, que aunque en su recta final, es dónde alcanza sus mejores momentos, hay otros episodios (los 2 primeros, por ejemplo) en los que no sabemos si estamos viendo la serie que en 2016 atrapó con su nostalgia nuestros corazones o una producción mediocre de Clan Tv.

Pero por eso digo depende. Me explico: ¿qué es lo más importante que le pedimos a la serie? Supongo que todos estamos de acuerdo en que entretenga, que nos mantenga pegados al televisor, que nos haga sonreír (y por qué no, también soltar alguna lagrimilla) y que nos ofrezca horas de diversión. Pues bien, esta temporada cumple todos estos puntos a la perfección.

Los temas ochenteros y guiños a las películas de décadas pasadas (incluidos productos como la coca cola) son constantes. Vemos reminiscencias de "La cosa", "La invasión de los ultracuerpos" o "Terminator". Este refrito, en el buen sentido de la palabra, es algo que sigue gustando y convence.

La trama discurre principalmente por cuatro caminos de investigación separados, que no se juntan hasta la recta final de la serie. Por una lado, Mike, will y Lucas comienzan sus pesquisas cuando Will siente la presencia del azotamentes. Nancy y Jonathan van a visitar a una anciana que se queja de que las ratas se han comido su fertilizante. Steve, Robin y Dustin tratan de averiguar unas grabaciones en ruso que éste escuchó al intentar comunicarse con Suzie por radiofrecuencia desde lo alto de una montaña y finalmente Joyce y Hopper buscan saber por qué los imanes han perdido su magnetismo.

tercera-temporada-de-stranger-things-los-protagonistas-de-la-serie
El centro comercial es el lugar de encuentro de los protagonistas en la tercera temporada de Stranger Things

Como decía al principio, esta tercera temporada de Stranger things tiene un arranque un poco flojo, con abuso de videoclips ochenteros, pero con una línea sólida y directa. No encontramos en esta temporada ningún episodio de relleno como el tan criticado séptimo de la segunda, donde Eleven iba en busca de la hermana perdida. Menos mal que los hermanos Duffer escucharon a los fans y dejaron ese pseudo "Heroes" de lado.

A partir del episodio 3, la serie mete la directa y cada capítulo va siendo mejor que el anterior, culminando con el climax de la unión de todos los amigos una vez más para combatir al azotamentes. Y es que el último episodio es, sencillamente, espectacular.

Eleven es mordida por uno de los tentáculos de la criatura, inutilizado sus poderes. Esto es todo un acierto, ya que da bastante más protagonismo al resto del elenco, logrando escenas tan memorables como la del ataque de los fuegos artificiales.

Por lo tanto, si dejamos a los rusos de lado y nos centramos en la acción y la batalla contra el azotamentes, nos encontraremos disfrutando casi tanto como en la primera temporada, donde la novedad y la sorpresa elevaban la nota final de la serie hasta casi el sobresaliente.

La tercera temporada de Stranger Things nos ha dejado varias escenas épicas que todo "nerd" que se precie recordará durante mucho tiempo, como el momento historia interminable entre Dustin y Suzie, el reencuentro entre Steve y Dustin y la mirada de Hopper a Joyce antes de que la máquina explote.

Conclusiones de la tercera temporada de Stranger Things 3

Con esta nueva historia, hemos reído, sufrido y llorado (la carta de Jim del final busca la lágrimita fácil), pero también es cierto que el guión empieza a notar el desgaste de los años. Permitid que redunde en el tema de los rusos. Sí, los ochenta fueron el escenario de la guerra fría, pero juntar ésta con el azotamentes y el upside down, no me ha acabado de convencer. Esperemos que la siguiente temporada subsane esto y se centre más en ese mundo más terrorífico (¿quien puede olvidar cuando eleven encuentra a la amiga muerta de Nancy?).

Nos toca esperar un tiempo para volver a Hawkins... ¡Esperemos que solo sea un año!


Puntuación:

6,5

Por Finch