Titanic | Mini serie (2012)

Publicitada en el catálogo de FilMiN como una serie, Titanic (2012), en realidad se trata de dos películas, o de dos capítulos de 90 minutos cada uno.

critica-mini-serie-titanic-2012-julian-fellowes

Un formato un poco especial que ellos sabrán por qué lo han maquetado así, porque la serie original se componía de 4 capítulos de 45 minutos cada uno.

Para entendernos y ser fieles a la idea de su director, la seguiré llamando miniserie. No se trata de un producto nuevo puesto que salió al público en 2012, año del aniversario de la botadura y naufragio del Titanic. Ahora FilMiN la recupera y la incluye en su catalogo a fecha de hoy (Junio 2020). De ahí el porqué de esta reseña.

En 2012 también salió, aprovechando el aniversario, otra serie sobre las peripecias e incidentes de la construcción del buque, (SANGRE Y ACERO), y otra película que se tituló Titanic II. Así que tenemos una historia de rodajes que, si mi documentación es correcta, queda de la siguiente manera:

En 1943 Titanic. Rodada en plena guerra mundial por Alemania con el propósito de desprestigiar a los británicos. Blanco y Negro. Ni la he visto ni sé donde se podría ver.

En 1958,”La última noche del Titanic”. Ganó un globo de Oro. Muy buena película.

En 1997 la famosa y costosísima producción de James Cameron, con Leonardo di Caprio y Kate Winslet, un hito en el cine de su momento. Fue la película más taquillera de su tiempo y la más cara.

En 2012 Titanic II (o “2”) que recibió unas críticas bastante flojas por decirlo así de suave. El Queen Mary fue utilizado como sustituto del barco original.

En 2012 la ya mencionada Titanic, Sangre y Acero

En 2012 también, la serie que ahora estoy reseñando.

Argumento

El film cuenta tres historias románticas o de intriga amorosa. Como en el barco viajaron más de 2000 personas no es descabellado pensar que pudo haber coqueteos, conquistas y seducciones, aunque el viaje duró “na y menos” y no es muy probable que en un espacio de cuatro días pudiera haber muchas infidelidades y aventuras.

Las tres historias están perfectamente pensadas para que interesen a espectadores de diferentes gustos. Hay ricas damas y pobres damas, apuestos buscones y hacendosas madres de familia; y compañeros de tripulación con ganas de ligar, que probablemente eran los que de más oportunidades dispusieron. El trasfondo de las intrigas amorosas es el majestuoso barco, sus chimeneas, sus comedores, sus escalinatas y su lujo.

Como reclamo, el guión y dirección de Julian Fellowes que es, ni más ni menos, que el guionista de Dowton Abbey. Y se nota que lo es, porque vuelve a hacer alarde de su conocimiento del protocolo y de las relaciones entre las diferentes clases sociales en la Inglaterra de principios del siglo XX, sobre todo en lo que respecta a la servidumbre.

¿Os acordáis, no?: Lacayo 1º, Lacayo 2º, Lacayo 3º… Aquí , entre la clase privilegiada, los de la “pompa y circunstancia”, también se cuentan familias de costumbres refinadas que viajan con valet, camareras y doncellas que asisten impertérritas a las conversaciones íntimas de las parejas de alcurnia mientras que asumen la digna e invisible presencia de un armario empotrado. Y hay, también, altivas damas a las que casi todo lo que ocurre a su alrededor les molesta y que miran de arriba abajo a todo el que no tenga tratamiento de milord.

peter Mcdonald
Peter Mcdonald en Titanic (2012) Imagen de Imdb

Por el otro lado está la tropa, los pobres de solemnidad que viajan en tercera; emigrantes cargados de hijos y de problemas. A este enjambre de miserables la serie dedica una especial atención. Y de nuevo nos recuerda a Dowton Abbey porque uno de los romances está dedicado a la servidumbre, encima con intento de adulterio.

Y poco más. La serie es únicamente para los que gustan de las aventuras románticas con un trasfondo trágico como el de este naufragio, aunque no tengan mucho fundamento. No es exactamente mi caso, pero respeto a los espectadores de mejor conformar que yo, que buscan entretenimientos sencillos, y en esto de las intrigas románticas, conquistas y galanteos los hay en cantidad, y no se trata de criticar los gustos ajenos, ni menospreciar a nadie, por lo que creo que esta serie, que a mí no me ha entusiasmado, tendrá espectadores que la verán con placer.

Los exteriores y el buque están bien tratados, probablemente ayudándose de panorámicas y planos de otros cruceros actuales que nada tienen que envidiar en dimensiones y en lujo a los transatlánticos de antaño, aunque en los cruceros modernos la suntuosidad sea ficticia pero dan perfectamente el pego.

En cuanto a los actores nada especial que reseñar. La Dirección, realización y guion nada añaden al brillante currículo del polifacético Julian Fellowes. Termino preguntándome una vez más porqué Titanic tiene el tirón que tiene, sea cual sea la intrahistoria que relate. Y me contesto a mí misma que todos tenemos una parte de cotilla que gusta de observar la vida pequeña de los demás, sobre todo de quienes sabemos que se van a encontrar con un futuro inmediato tan terrible. Bueno, pues a esa parte de cotilla que tenemos casi todos los humanos también le agradará esta serie que se apuntó al aniversario de 2012 sin otro propósito que el de entretener, y, de paso, ganarse una pocas libras esterlinas.

Kassandra

Titanic | Mini serie (2012)
PUNTUACIÓN:
5.8
COMPARTE:

Deja un comentario