El pez globo | Entrevista a José Ángel Ríos

entrevista-jose-angel-rios-2021-el-pez-globo

José Ángel Ríos es el autor de ‘El pez globo’, una novela negra ambientada en la Expo ‘92 en Sevilla. En este libro, editado por ediciones Labnar, Ríos fusiona un gran conocimiento de la ciudad, una investigación sobre el recordado evento, la creación de personajes complejos y una historia atrapante.

Por Rode Classen

¿Cómo has incursionado en el género de la novela negra?

Imagino que tiene que ver con el territorio por donde se mueve cada autor. Quizá por el tipo de historias que he leído y visto desde pequeño, en pelis e incluso en videojuegos, esta es mi mejor forma de expresarme. Al final, somos lo que comemos y mi forma de digerir y procesar el mundo regurgita en novela negra, thriller y policíaca. De momento, me siento muy cómodo en este territorio, al que he venido para quedarme. Ojalá mis historias sean de vuestro agrado.

¿Qué autores han influenciado tu estilo de escritura?

Arturo Pérez-Reverte ha sido el que más; sus vivencias sobre las guerras y la visión del mundo, pesimista y realista, han sido muy útiles para combinarlo con mi relato. Juan Gómez-Jurado también me ha influido mucho, es un auténtico maestro del thriller y de él he aprendido la chispa para contar las cosas con un ritmo rápido, pero rico en matices. Y por supuesto, los clásicos: Quevedo y su florido léxico, Unamuno con su siempre lúcida crítica; Cervantes, un auténtico revolucionario del género y nuestro padre más universal; Conrad, maestro a la hora de contar aventuras y viajes, sin olvidar a Kafka, donde lo real y lo sórdido van de la mano.

José Ángel Ríos: “En Sevilla sería difícil quedarse sin recursos para contar una historia”


He leído que «El pez globo» combina tu amor por la literatura pero también por el cine. ¿Qué películas te han inspirado a crear esta historia?

Me nutrí mucho de pelis de gánsters, que, por la propia naturaleza de la novela, me han inspirado más que otras. El pez globo no hubiera sido posible sin la saga de El Padrino, Goodfellas, Pulp Fiction, Casino, Scarface, Carlitos Way y Los intocables de Eliot Ness. Por supuesto, hay muchísimas más que no me cabrían aquí. También las series han sido una constante red de estímulos.

Están muy en boga últimamente y son, en cierto modo, una nueva forma de contar historias (quizá, más cercanas a la literatura que al cine, por el tiempo para desarrollar a los personajes) de forma más extensa que una película. En este sentido, Breaking Bad y su precuela, Better call Saul, han sido clave para mi aprendizaje. De todos modos, el lenguaje cinematográfico y literario son completamente diferentes (las palabras frente a la imagen y el sonido), pero riman en muchos aspectos que me han sido de gran ayuda.

La novela está ambientada en Sevilla, el lugar donde has nacido y crecido. ¿Qué importancia tiene este factor?

Mucho, básicamente el hecho de que la novela está ambientada en 1992, cuando nací. Siempre he escuchado cosas de la Expo a mis mayores y me hubiese encantado vivirla. No diré aquello de que nací para escribir esta historia ni cursilerías al uso, pero la Expo 92 es muy rica narrativamente y en Sevilla sería difícil quedarse sin recursos para contar una historia. Naturalmente, no recuerdo nada de aquello y tuve que investigar bastante. Cada novela tiene mucho de su autor y haber nacido en Sevilla ha incrustado en la historia vivencias y anécdotas parejas a la idiosincrasia de la ciudad que no podría haber experimentado si fuese de otro lugar.

¿Cómo describirías a tus personajes, Guevara y El cobra?

Dos buscavidas que se dedican a lo que mejor saben. No son héroes ni antihéroes de toda la vida, pero tienen una meta nada fácil que, a poco que se observe la cubierta del libro, se puede saber sin demasiado esfuerzo. Yo no creo en buenos y malos; todos podemos pasar de villanos a héroes tan rápido como la situación lo requiera y cambiar en fracciones de segundo. Si son buenos o malos, me gustaría que cada lector sacara sus propias conclusiones.Creo que no es labor del escritor aleccionar o establecer tesis, porque los lectores no son tontos y tienen su propia moral.

Así que, con escribir una buena historia debería ser suficiente. Al igual que todos mis personajes, me gusta darles un pasado que conecte con sus peripecias y arcos en el presente. La naturaleza humana es compleja y reducirla a arquetipos clásicos me aburre, porque no responde a cómo somos en realidad. Todos tenemos virtudes y zonas oscuras, aunque estas, por motivos evidentes, rara vez la aireemos. Eso sazona un caldo de cultivo al rojo vivo, ideal para la misión que tienen delante. Lo que ellos ignoraban es todo lo que la Expo, Sevilla y el destino les tendría deparado.


¿Por cuánto tiempo has trabajado en este libro? ¿Cómo ha sido el proceso?

En total fueron dos años, desde que empecé con la primera frase Dicen que Sevilla tiene un color especial…hasta que terminé la última corrección. Escribir es una aventura, es como embarcarse en un trasatlántico que no sabes en qué puerto atracará. Además, cuando terminas el primer borrador de la historia (o fue lo que me pasó a mí, cada escritor tiene sus métodos) comencé la auténtica labor de escritura; lo de antes fue picar piedra.

Añadí profundidad a los personajes y repasé mucho el lenguaje, el tono y, lo más importante, le di música a la historia. En este sentido, el ritmo y las elipsis adecuadas fueron clave para sumergir al lector en la historia. Hay muchos libros que se dejan de leer en las primeras páginas e hice lo posible para que El pez globo no fuera uno de ellos. Espero haberlo conseguido.

¿Cómo ha sido el trabajo con los editores? ¿Cómo has llegado a Ediciones Labnar?

Genial. Llegué a Labnar porque tenía claro que quería publicar con una editorial sevillana y, tras sopesar el mercado, algunas editoriales que no me convencieron y propuestas que no fueron de mi agrado, un amigo pisateclas como yo, me puso en contacto con ellos. Jamás los había escuchado y leí buenas referencias. Recuerdo que envié el manuscrito, llamé por teléfono y me dijeron que lo habían recibido. Varias semanas después, me confirmaron que estaban interesados en publicar la novela.

Ediciones Labnar es una editorial profesional, seria y humana. Esto es muy importante, porque te sientes respetado como escritor desde el minuto uno. Leyeron la novela con gran interés y en nuestras primeras conversaciones telefónicas me di cuenta de que estaban de lleno inmersos en la historia, casi tanto como yo, y latían con los personajes. Juntos trabajamos para terminar de pulir el manuscrito y se volcaron de lleno en la cubierta, edición y diseño. Los resultados a la vista están. Es importante encontrar una editorial seria porque serán tus compañeros de viaje durante mucho tiempo. Con Labnar he tenido esa suerte.

¿Ya tienes otros proyectos para el futuro?

Siempre hay otros proyectos en mente. De momento, puedo desvelar que llevo dos años trabajando en ello, planificando y escribiendo. Un proyecto íntimamente relacionado con El pez globo; tanto, de hecho, que hará que jamás veamos a El pez globo con los mismos ojos. Y tanto El pez globo como mi próxima novela son sólo la punta del iceberg de algo mucho más grande. Sólo puedo decir que también hay un animalito de por medio.


Sobre el autor

José Ángel Ríos (Sevilla, 1992) es graduado en Sociología y autor de las obras: Anécdotas futbolísticas, Hasta que el wifi nos separe y El pez globo.
Creador del blog deportivo Mis peloteros favoritos, ha sido columnista en diversos sitios web y locutor en Canal Sur Radio. Con El pez globo apuesta por Sevilla como escenario de sus próximas novelas..

José-Ángel-Ríos-Foto-1-escritor

 63 Visitas

Comparte:

Deja un comentario