El caso del maniquí | Franc Murcia

reseña-el-caso-del-maniqui-2022

“El caso del maniquí” supone la cuarta entrega de una serie protagonizada por un personaje realmente curioso.

Simpático e inquieto, el inspector Germán Cantos y su alter ego, Frida, luchan constantemente contra los demonios internos que siguen marcando sus vidas, como ya tuvimos ocasión de comprobar en la anterior novela de su creador, Franc Murcia “Cinco crímenes literarios”.

Otra de sus obras, la magnífica “Orillas profundas”, publicada hace dos años, marcó el comienzo de algo que está, en mi opinión, lejos de terminar. Tanto los personajes como la escritura de Murcia se van afianzando, porque tiene “algo” que te mantiene sujeto a sus páginas. Quizás sea la exquisita sencillez de la narración. Obra a obra, el escritor ha creado una base sólida sobre la que construir sus relatos. Todo es cercano, nada rebuscado.

¿De qué trata el caso del maniquí de Franc Murcia?

Celeste y su hija Andrea han desaparecido durante la noche. En sus camas han aparecido sendos maniquíes. No hay rastro de ellas ni petición alguna de rescate. El intendente, Nacho Poveda, encarga a Germán Cantos y a la agente Laia Gálvez la investigación del caso. En paralelo, se cruza un feo asunto de bandas callejeras que obliga a Cantos a investigar la brutal agresión sufrida por el hijo de un buen amigo suyo.

Como es de suponer, el manejo simultáneo de ambos casos complica la actividad profesional y personal del inspector, máxime cuando las cosas se enmarañan a partir de los datos aportados por la Policía Científica. Cantos se ve obligado a ciertas actuaciones en clara discordancia con los estrictos protocolos de actuación policial. Poveda vuelve a encontrarse con el dilema de expedientarle, como ya tuvo que hacer en una ocasión anterior. En un momento dado, se ve forzado a apartarle del servicio. No obstante, el intendente Poveda es consciente de que el inspector continuará vinculado, de un modo u otro, a la investigación. Confiando en sus aptitudes, no le importa mirar hacia otro lado.

Opinión personal del caso del maniquí

“El caso del maniquí” tiene un atractivo comienzo que abre amplias expectativas. Hay momentos en que se desea que la novela no termine. Germán Cantos es ciertamente alguien peculiar y original que constituye una base importante de toda la obra de Franc Murcia, principio y final de ella. Pero si el personaje principal es importante, no lo son menos algunos secundarios ya conocidos. Destaca en este punto la humanidad del entrañable Padre Raurich, muy sensibilizado con los problemas de delincuencia entre los jóvenes en el submundo de las drogas, tema este muy bien tratado por el autor.

La novela gustará a los amantes del género negro y, sobre todo, a los que siguen las andanzas y peripecias del inspector, que anda en lucha continua con sus sentimientos buscando un equilibrio en su relación “entre Frida y él mismo”. Excelente creación de un buen personaje. Con él, Franc Murcia ha conseguido que continuemos pendientes de su trayectoria como autor.

Por Mr. Tom


ReseñaEl Caso del maniquí
AutorFranc Murcia
Fecha de publicación4 de julio de 2022
EditorialAutopublicado
Páginas334
GéneroNovela Negra

El caso del maniquí | Franc Murcia
7.8
Valoración Final

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba