The Killers | Imploding the Mirage

critica-imploding-the-mirage-the-killers-2020-nuevo-disco
The killers – Imploding the Mirage (2020)

Imploding the Mirage es el sexto y último disco de estudio de The Killers. 10 nuevas canciones en los que los norteamericanos tocan temas como el amor, los recuerdos o la amistad, ganándose a la crítica.

The Killers es una de esas bandas de las de toda la vida, esas que nos han acompañado a lo largo de los años y de las que todavía se pueden esperar buenas canciones. Esas elegidas que tienen auténticos temazos que puedes seguir disfrutando en concierto como si fuera la primera.

Conocida por casi todos por canciones como Mr. Brightside, All the things that I´ve done , Read my mind o Somebody told me, lo cierto es que, cuando se bucea en sus discos, cuando les das un buen puñado de escuchas a solas, puedes encontrar JOYAS como Runnaways, Miss atomic bomb, The way it was o Dustland Fairytale entre otras.

Con 5 discos a sus espaldas (pocos para la vida que tiene la banda), los norteamericanos han logrado construir un set list para directo totalmente arrollador. Permitirse el lujo de empezar algunos conciertos con Mr. Brightside (BBK 2017), no hace más que destacar el status de banda de cabeza de cartel que tienen.

Pese a los cambios de formación en sus giras (de la banda original solo quedan el cantante Brandon Flowers y el batería Ronnie Vannucci Jr.), la línea compositiva, en la que Flowers lleva la batuta, sigue la misma dirección que ya tomaran en aquel prodigioso Hot Fuss (2004).

Pero vayamos al grano, vamos a hablar de lo que es Imploding the mirage, cómo son sus 10 temas y qué es lo que nos hacen sentir.

The Killers – Imploding the Mirage

Imploding the Mirage es un disco bastante continuista, un disco más de The Killers. Esto puede ser algo bueno o malo, según se mire.

El panorama musical actual parece ofrecer hoy en día muy pocas opciones a las grandes bandas:

La de dejarse seducir por ritmos y sonidos facilones y comerciales que les sirva para llegar a más oyentes, llenar horas y horas de radio y de paso sus bolsillos (lamentablemente esta es la opción elegida por muchas, no sabemos si por decisión propia o por decisión de la discográfica de turno); la de evolucionar hacia otro tipo de sonido, pero sin perder la esencia (lo vimos en bandas como Radiohead o Arctic Monkeys); o finalmente tienen la opción de pasar de todo y seguir haciendo lo que mejor saben hacer, su estilo propio, como han hecho hace nada The Strokes con su notable The new abnormal.

Imploding the Mirage responde a esta última opción. Brandon Flowers no quiere arriesgar demasiado, pese a permitirse algunas concesiones como ya hizo en Wonderful Wonderful con The man, que tan bien les quedó o con Fire in bone en este último. En mi opinión es un acierto que The Killers sigan haciendo discos siendo fieles a su estilo y tomándose el tiempo que necesiten. Por eso, para mí, es algo positivo que sea un disco más de The Killers, porque cuando le doy al Play, lo que quiero escuchar son buenas melodías de pop, rock y los teclados de Flowers llenando todo de esa brisa nostálgica de los ´80.

My Own Soul´s warning

My Own soul´s warning es tema que abre Imploding the Mirage. Lo hace como otros tantos de la banda. Con los teclados de Brandon inundándolo todo, una melodía vocal, unos arpegios de guitarra, redoble y estallido. Empieza lo bueno.

Buen tema, con ciertas reminiscencias al mejor Springsteen, donde lo más importante son los teclados, que marcan la melodía principal; melodía que reproduce Flowers con su voz en el estribillo. Cómo echaba de menos la voz de Brandon Flowers, ¡qué registro!

videoclip My own soul´s warning

Blowback

Le sigue Blowback. Un sintetizador marca los primeros compases. Entra la voz. El corte empieza extraño, de esos que no se sabe por donde va a ir, hasta que el piano hace acto de presencia y junto con la voz asientan la dirección pop de la canción. Otra canción pop de The Killers, con un estribillo pegadizo y muy efectivo.

Dying breed

La misma jugada que en My own soul´s warning se repite con Dying Breed. Otro tema mayúsculo (a partir del minuto 2 es pura magia, de esos que arrancan los primeros saltos en los directos; con los teclados como, casi, únicos protagonistas y donde otra vez se nos hace muy difícil no pensar en el Boss.

Caution

Caution es la primera canción que pudimos escuchar de Imploding the Mirage. Un título muy acorde a los tiempos que vivimos. Otro single directo de la banda, con uno de los mejores estribillos del disco. “I’m throwin’ caution / What’s it gonna be? / Tonight the winds of change are blowin’ wild and free”. No es de lo mejor de The killers, pero qué más da, suena realmente bien.

Lightning fields

Lightning Fields es una canción de amor puro y duro.  “I just wanted to run my fastest and stand beside you in Lightning field of love / Press your face to mine, name and raise a kid”

Con un puente quizás mejor que el estribillo, que tras varias escuchas puede resultar bastante machacante y repetitivo.

Fire in bone

Fire in bone es de lo mejorcito de Imploding the Mirage. Es una parada obligatoria, una canción redonda. Recuerda, en sus compases iniciales a The Man, de Wonderful wonderful, con un ritmo más funky al servicio del bajo. Sin embargo la canción toma un magistral giro en el minuto 1:43, con un estribillo increíble, de esos de dos tiempos que tan bien le salen a Brandon Flowers. Lo dicho, de lo mejor de este disco, con diferencia.

“And when I came back empty-handed
You met me in the road
And you fell on my neck
And you took me back home
After all that I took from you
After all that I put you through
Here I am”

Running towards a place

Otro estribillo de dos partes encontramos también en Running towards a place. Que no alcanza la genialidad del corte anterior, pero que tiene “algo”. Quizás sea esa parte tranquila hacia el final del tema, donde se quedan solos los teclados con la voz de Brandon y una pequeña percusión. Estos pequeños trucos tan efectivos siempre les funcionan a los killers, sino recordemos temas como When you were Young, spaceman…

My God

My God es otro claro ejemplo del trabajo compositivo que hay detrás de este Imploding the mirage, del mimo que The killers ha querido poner en cada una de las canciones. Las estrofas rezuman belleza y el estribillo, con la voz de Weyes Blood, le da ese toque coral que tan bien ha funcionado siempre.

Brandon-flowers-live-directo-ultimo-disco
Brandon Flowers en directo

When the dreams run dry

When the dreams run dry es el tema más nostálgico del disco. Una mirada directa al pasado, al tiempo perdido y a la eterna pregunta de ¿Cuánto más nos queda? Y si esto no es suficiente para apelar a tu tristeza, The Killers hacen un último esfuerzo con la frase “We´re all going to die”. Poco más que decir.

Otra canción en la que Flowers deja claro que posee una de las mejores voces del panorama musical actual. Si no lo creéis escuchad el primer estribillo y cantadlo igual de fuerte que él, sin falsete.

“When the dreams run dry
I will be where I always was
Standing at your side
Letting go of the reins”

Ahora pensad en un concierto, donde tiene que mantener ese tono prácticamente todo el tiempo… Ahí es donde nace mi admiración por Brandon Flowers.

Lo mejor de esta canción llega al final, con ese último y distinto estribillo donde, de nuevo, belleza y melancolía van de la mano:

“We’ll just follow the moon to the stars, to the sun, to the ground
And around, and around, and around”

Imploding the Mirage

Cierra este disco la canción que le da nombre. Un tema simple, pero efectivo. Con una melodía que funciona bien, ritmo más alegre y con otra letra tan característica de The Killers que recuerda en cierto modo a Miss atomic bomb.

“I was a timid Rockwellian boy
She was tattooed and ready to deploy”

El estribillo, también de dos partes, encuentra su mejor momento al final, con ese “I was imploding the mirage”.

No falta aquí un nuevo puente:

I was spellbound by the show
The matchless power of the glow
I was bound by golden shackles, getting by

También muy acertado. Y tras él, le bajan el pulso al tema, dejando la voz de Brandon a solas con la percusión y los teclados, para retomar el estribillo con más fuerza. Repito, a mí este truco que tanto usan The Killers y otras banda, siempre me ha gustado.

Conclusiones

No las tenía yo todas conmigo de que Imploding the Mirage fuera a ser un disco tan bueno como ha resultado ser. Wonderful Wonderful dejó muchas incógnitas en el aire. Se nota, como decía antes, el mimo que Brandon Flowers le ha dado a las canciones. Se nota la cuidada producción, la estudiada estructuración de las mismas. No es un disco perfecto, ni mucho menos. No le hace sombra a ese grandísimo Hot Fuss, pero la esencia Killers se mantiene viva. Cada corte tiene algo bueno, algún pequeño detalle que te llama la atención. Que después de tanto tiempo en la palestra, una banda logre esto, es para quitarse el sombrero.

The Killers | Imploding the Mirage
PUNTUACIÓN:
7.7
Comparte:
  • 3
    Compartidos

4 comentarios en «The Killers | Imploding the Mirage»

  1. Muy buen analisis del disco lo estoy terminando de escuchar el disco y me gustan algunos pasajes y estribillos me resultan familiares cada tanto escucho algún disco de ellos y este me agrada de primera soy una persona de de 48 años y veo en ellos algo de mis bandas preferidas como Duran Duran( con quien tienen una versión en vivo de Planet hearth a dúo ) Depeche Mode y The Cure ,volviendo al disco me gusta y voy a estar esperando como suenan en vivo, admiro el carisma de Brandon y lo potente que suenan en vivo y este disco tiene para se puedan lucir !

    Responder
    • Hola Eduardo,
      Muchas gracias por comentar. Sí, creo que este disco mantiene muy viva la esencia Killers y ese toque, como bien dices, de los 80, le siente genial. Si no me equivoco estarán en el BBK en octubre. Es cita obligada. Un saludo

      Responder
    • Hola Juan, sí, la verdad que yo venía con mucho miedo tras wonderful wonderful, que sin ser malo, le faltaba “algo”. Este disco deja claro que los killers tienen cuerda todavía. Muchas gracias por comentar.

      Responder

Deja un comentario