Barry | Primera temporada

critica-primera-temporada-de-barry-serie-hbo

La primera temporada de Barry, pese a pasar bastante inadvertida, es una de las mejores comedias negras que tiene HBO en la actualidad.


SINOPSIS

La serie de Barry parte de una premisa bastante original, aunque es precisamente eso lo que puede haber echado a más de uno para atrás, ya que son demasiadas buenas series las que hay ahí fuera y muy pocas las horas que tenemos para dedicarles. Hay que hacer criba, nos guste o no.

Durante un “encargo” en Los Ángeles, el asesino a sueldo Barry Berkman (Bill Hader) sigue al tipo al que debe liquidar hasta una escuela de formación de actores. Allí, al ver uno de los ensayos, queda al momento fascinado por el mundo de la interpretación. A partir de ese momento Barry tendrá que decidir si quiere seguir asesinando por dinero o dejar esa vida para centrarse en ser actor.

Sí, suena rebuscado y poco creíble, pero el guión es tan bueno y está tan bien hilado que todo se desarrolla con una naturalidad asombrosa.

bill-hader-es-barry
Biil Hader es Barry

¿Qué tipo de serie es Barry?

Barry es una serie que mezcla comedia negra, drama, intriga y suspense de una forma muy convincente. La primera temporada consta de 8 episodios de casi 30 minutos de duración cada uno. En ellos hay tiempo de sobra para que te rías o para que te encojas angustiado en el sillón. Incluso hay momentos en los que esto se produce a la vez. Parece complicado, ¿eh? Lo es. Pero es ahí donde está la fuerza del guión. Es increíble como escenas duras, escalofriantes o tristes pueden hacerte reír. Y no es que seamos unos inhumanos, es que así lo han querido los guionistas. Lo entenderéis mejor al ver, por ejemplo, el episodio 7. No queremos destriparos nada.

Personajes

La primera temporada de Barry cuenta con un elenco de protagonistas bastante variado. Por un lado Barry Berkman, ex marine convertido en asesino a sueldo y su jefe o mentor Fuches (Stephen Root), un viejo colega del padre de Barry.

Por otro lado tenemos a los estudiantes de interpretación y a los integrantes de la mafia chechena que asignan a Barry el asesinato. De los primeros cabe destacar a Sally (Sarah Goldberg), una mujer de la que Barry se enamora casi a primera vista –algo egoísta y maquinadora, por cierto–, y al profesor y director del centro, Gene Cousineau. Este carismático personaje interpretado por Henry Winkler es el que lleva a sus hombros parte del lado cómico de la serie.

Su interpretación es magistral. No hay una sola escena en la que no te haga sonreír. Es tan peculiar, curioso, histriónico y, a veces, absurdo, que te llevará en más de una ocasión a encogerte de hombros mientras dices: What the f***?! No es de extrañar que se llevara un Emmy.

hbo-crítica
Gene Couiseneau (Imagen Imdb)

Por parte de la mafia chechena destacan dos personajes: el jefe Goran Pazar (Glenn Fleshler) y uno de sus secuaces, NoHo Hank (Anthony Carrigan). A destacar este último. Al igual que Gene Cousineau su papel y su comportamiento que mezcla lo infantil y absurdo son de lo mejorcito de la serie.

¿A quién recomendar la serie de Barry?

Con la primera temporada de Barry, HBO nos ofrece una serie más que notable. Una serie muy recomendable para aquellos que quieran pasar un gran rato sin necesidad de pensar demasiado. No significa esto que sea una serie plana o aburrida. No lo es, de hecho hasta tiene algún que otro giro bastante bueno. Pero sí es cierto que lo que ves, es lo que hay.

Barry gustará a los que disfruten de las comedias negras, seguro. Tiene golpes muy buenos. La labor de los guionistas sacando las carcajadas justo en momentos en los que toda la tensión está por estallar es remarcable. Cuenta con secundarios que desempeñan unos papeles hilarantes. A los mencionados con anterioridad hemos de añadir a Taylor (Dave Pavinski), un marine con más músculo que cerebro, pero con muy buen fondo.

Barry también entretendrá a los que les gusten las series de suspense o policíacas. A ver, esto no es un breaking Bad o unos Soprano o una The Spy, ni pretende serlo, pero es verdad que cuando la serie se pone seria, logra tenerte en tensión constante. Como ejemplo tenéis el último capítulo. Tras un largo fundido que te hace plantearte que ya ha acabado la serie, vienen 10 minutos MAGISTRALES que poco tienen que envidiar a las series que acabo de nombrar.

Conclusiones de la primera temporada de Barry

Barry nos ha dejado muy buenas sensaciones. Con una primera temporada autoconclusiva, se postula como una comedia de obligado visionado para aquellos que busquen algo más que echar unas cuantas risas.

La serie logra convencer al crear ese mundo tan caótico de su personaje principal, que parece estar a punto de desmoronarse en cualquier momento.

No es perfecta, está claro, ni siquiera creo que Bill Hader y sus colegas hayan buscado hacer una serie de 10. Tiene momentos demasiado forzados y otros demasiado absurdos tratándose de un mundo oscuro y despiadado como es el de las mafias y los sicarios, pero, como decíamos antes, lograr que humor, suspense y drama casen tan bien, no es tarea sencilla.

¡A por la segunda temporada!

Por Finch.


Barry | Primera temporada
PUNTUACIÓN:
7
Comparte:
  • 2
    Compartidos

Deja un comentario